¿Sabías que el bruxismo puede complicar las rehabilitaciones con implantes?

bruxismo

El bruxismo es una enfermedad que consiste en apretar y rechinar los dientes, especialmente cuando se duerme, aunque algunas personas lo hacen también de día. Numerosos estudios lo vinculan al estrés y la ansiedad  por lo que generalmente aparece como patología en adultos y requiere un tratamiento multidisciplinar.  Lo ideal sería, de hecho, que al paciente lo diagnosticaran tanto un ortodoncista como un especialista en medicina del sueño y/o un psicólogo.

Además de ser el causante de desgaste e incluso fracturas de los dientes, el bruxismo supone un factor de riesgo en las rehabilitaciones sobre implantes. Apretar los dientes  puede  dificultad a los profesionales la realización de la corona sobre implante e  incluso en casos extremos la fractura de las provisionales o las definitivas, dependiendo del grado bruxista y del material elegido por el especialista para hacer la corona.

Lo que no supone un factor de riesgo para la colocación del tornillo, pero sí habrá que tratar al paciente bruxista de su patología, independientemente de la colocación del implante. En la actualidad, lo más común es un tratamiento combinado de fármacos, técnicas de relajación, fisioterapia y una férula de descarga.

Bruxismo infantil

El bruxismo también puede aparecer en pacientes niños con dientes de leche, que suele desaparecer con el crecimiento. En los casos en los que no es así, un tratamiento de ortodoncia y/o ortopedia puede ser la solución.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>