Masticar bien nos protege contra la gingivitis

homer-simpson-comida

Sabíamos ya por numerosos estudios que masticar durante 30 segundos los alimentos nos ayuda a reducir la ingesta de alimentos, ya que nos produce sensación de saciedad. Ahora, un grupo de investigación de la Universidad de Manchester (Reino Unido) nos dice que, además, nos protege contra las bacterias que provocan las infecciones en la boca: gingivitis y caries.

Según el equipo dirigido por Joanne Konkel la masticación estimula la producción de linfocitos  Th17 que son fundamentales en la lucha contra las infecciones bacterianas de la boca.

El estudio va un paso más allá y concluye también que, dada la relación entre las infecciones de la boca y otras enfermedades (diabetes, problemas de corazón, de estómago o inflamaciones musculares), la activación de estos linfocitos masticando durante 30 segundos cada bocado tendrá un efecto disuasorio en la aparición de infecciones en otras partes del cuerpo, además de la boca.

Ahora bien, como todo en la vida, los excesos no son buenos. Masticar demasiado (más allá de medio minuto por bocado) puede producir sobre carga en la articulación temporomandibular, desgaste de piezas a la larga y una sobreestimulación de linfocitos Th17 que está asociada a la aparición de periodontitis (inflamación de las encías).

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>