La menopausia también afecta a tu salud bucodental

menopausia-300x225

La disminución de la actividad hormonal en las mujeres a partir de los 50 años en la llamada menopausia tiene su reflejo en la salud de la boca. Las encías más delicadas, la menor densidad ósea o el oscurecimiento del esmalte son algunos de los problemas asociados a lo menopausia, pero hay que vigilar otros:

  • Ardor bucal. Suele aparecer años después de la menopausia y consiste en un ardor que afecta a la lengua, los labios y las encías. En algunos casos incluso dificulta la ingestión de alimento.
  • Boca seca. Las glándulas salivares segregan menos y eso provoca el síndrome de la boca seca o xerotonina.
  • Gingivitis descamativa. La falta de hormonas hace que se desprendan las capas externas de las encías y dejen al descubierto las terminaciones nerviosas y poniendo en peligro las piezas dentales.
  • Caries radiculares. Si la raíz del diente queda al descubierto, es más probable que aparezcan caries en una zona que normalmente está protegida por la encía.
  • Enfermedad periodontal y pérdida de piezas dentales. Está relacionado con los puntos anteriores. El desgaste óseo aumenta el riesgo de perder dientes.

¿Cómo combatir estos problemas?

Hacer ejercicio físico moderado, una buena alimentación (con mucho pescado y frutas), complementos de calcio, dos litros de agua diaria y evitar el café, alcohol y tabaco son las recomendaciones generales.

En cuanto a nuestra salud bucodental, además, debemos hacer visitas periódicas al periodoncista para evitar problemas en las encías y extremar la higiene dental.

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>