amalgama-dental

Algunos de nosotros hemos llevado o llevamos algún empaste de amalgama material metálico con el que hasta hace una década se reparaban las caries.

El amalgama es una aleación de mercurio (50%), plata, estaño y cobre utilizada durante más de 150 años en odontología para la realización de empastas por sus cualidades de maleabilidad, durabilidad y coste adecuado.

La presencia de mercurio y los estudios que demuestran sus efectos nocivos en la salud han hecho que de forma progresiva la amalgama haya sido sustituida por otros materiales como resinas o  cerámicas en las reconstrucciones de piezas. En algunos países como Suecia, Noruega o Dinamarca, de hecho, están prohibidos los productos para uso odontológico  que contengan mercurio desde 2008. En España no hay tal prohibición, pero sí es cada vez más raro encontrarse con un empaste metálico cuando los nuevos materiales de color del diente tienen además un componente estético (no se ven).

¿Por qué es perjudicial el mercurio?

El mercurio es un metal pesado que a altas temperaturas (40º) desprende un gas que pasa a la sangre, además, el efecto de la saliva, los ácidos gástricos y algunos alimentos también desprenden pequeñas partículas que pasan poco a poco a nuestro organismo. Una parte del mercurio que absorbemos lo eliminamos de forma natural, pero hay otra parte que se acumula en nuestro cerebro y a la larga puede ser un factor de riesgo para enfermedades degenerativas como el alzhéimer o el párkinson.  Este metal pesado también está presente en el aire, el agua, el suelo o algunos alimentos como el pescado azul de gran tamaño, de ahí la recomendación de consumir de forma espaciada pez espada o atún.

¿Hay que quitar la amalgama?

Las opiniones sobre si es imprescindible retirar o no la amalgama de nuestra boca son divergentes, pero hay clínicas que ofrecen la posibilidad de sustituir el amalgama de empastes antiguos por nuevos materiales más estéticos y con menor riesgo para la salud del paciente.

Si nos decidimos por la sustitución, es importante elegir bien al profesional y exigir la garantía de un protocolo que nos asegure que será retirada de forma que no corramos riesgo de ingerir pequeñas partículas de mercurio durante la retirada.

Ante cualquier duda sobre tus empastes, consulta a un profesional. En Clínica Boccio te atendemos en el teléfono 959 240 574.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>