Captura-de-pantalla-2015-02-27-a-las-13.25.56

Obturaciones, reconstrucciones, coronas… reparar una caries no es tan simple. A menudo asistimos a la consulta del dentista para una puesta a punto de nuestra boca y nos encontramos   frente a conceptos distintos a la hora de reparar una caries. Básicamente es una cuestión del tamaño del daño que sufre nuestros dientes.

Obturaciones. Más conocidas como empastes. Consiste en reparar un pequeño hueco en una de nuestros dientes. Con composite (resina) se repara el daño más o menos superficial que nos ha ocasionado la caries y volvemos a tener un diente perfecto.

Reconstrucciones. Básicamente es un empaste más grande y que requiere una habilidad mayor del profesional. Se trata de devolver al diente su aspecto original, a pesar de que haya perdido casi toda su superficie oclusal e incluso parte de la lateral. Cuando falta la mitad de la pieza,  el odontólogo necesita la ayuda de un perno (palito que sirve de sostén a la resina). Lo normal es que una reconstrucción con perno vaya precedida de una endodoncia (eliminar la raíz del diente y con ella el dolor).

Coronas o fundas. En la mayoría de los casos de endodoncia o cuando la pérdida de superficie de la pieza es mayor del 50%, la solución pasa por colocar una funda o corona. El odontólogo hará una réplica de la zona que ha desaparecido en un material cerámico y lo fijará a nuestro diente hasta conseguir devolverle su aspecto original.

Obturaciones, reconstrucciones o coronas son tres alternativas de tratamiento de una caries que dependen del tamaño del daño y de la pieza afectada.

Si tiene alguna duda, consulte a un especialista. En Clínica Boccio le atendemos de lunes a viernes en el teléfono 959 240 574.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>