La boca, espejo del estómago

Dieta boca sana dientes blancos

Una alimentación inadecuada aumenta el riesgo de padecer ciertas enfermedades infecciosas como la periodontitis o la caries, además de tener una relación directa en la formación cráneo-facial  o el desarrollo de cierto  tipo de cáncer oral.

Estudios clínicos recientes demuestran que una dieta poco equilibrada y la falta de actividad física están asociadas a un mayor riesgo de sufrir la enfermedad de las encías. Por el contrario, niveles adecuados de calcio y de vitaminas D y C ayudan a mantener unas encías sanas.

Una dieta equilibrada consiste en ingerir las cantidades suficientes de hidratos de carbono, proteínas y grasas, junto a los llamados micronutrientes (vitaminas, minerales y aminoácidos)

Caries y/o gingivitis

El consumo de antioxidantes (frutas, vegetales crudos…), siempre acompañada de una higiene bucal adecuada, protege a las encías de las infecciones. Mientras que la ingesta de cantidades adecuadas de flúor y calcio favorecen la conservación del esmalte dentario, la superficie externa de los dientes que sufre desgaste al masticar, el ataque de bacterias (caries) o traumatismos.

Una dieta deficiente, además, puede tener un reflejo directo en el aspecto externo (y la dureza) de los dientes, en forma de manchas o estrías.

Maloclusiones

Una mala alimentación puede tener efectos negativos en el crecimiento y la formación cráneo-facial de los niños. Además, una masticación deficientes (ocasionada por una mala oclusión o por la falta de piezas) puede causar en un futuro problemas de estómago

¿Comemos mal los españoles?

Los españoles ingerimos de media un 17% más de calorías de las que necesitamos. Especialmente severa es la ingesta de proteínas de origen animal (71% más de las que son recomendables) y, por el contrario, nuestro consumo de carbohidratos (-12%) y de fibra (-14%) no alcanza las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud OMS).

En cuanto a los micronutrientes, los niños españoles tienen carencia de vitaminas A, B2 y C. Mientras que los adultos adolecen de la cantidad recomendada de zinc, motivado por el creciente consumo de alcohol (dificulta la absorción de selenio y zinc, importantes para el sistema inmunológico).

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>