Vidrio bioactivo para mejorar la calidad de los empastes

empastes_reconstrucciones

La vida se alarga y los investigadores se afanan en mantener la calidad de vida de las personas. Los seres humanos masticamos una media de 600.000 veces al año por lo que nuestras piezas dentarias sufren un desgaste asociado al uso más allá de los traumatismos o enfermedades propias como la caries o el bruxismo y requieren reconstrucciones.

El vidrio bioactivo es un material que incorpora óxido de siliconio, de calcio y de fósforo, lo que le da la cualidad de dureza requerida en las restauraciones dentarias sin perder su cualidad de interactuar con el cuerpo humano. Un estudio publicado en la revista ‘Dental Materials’ y realizado en la Universidad de Oregón (EEUU) destaca que este material dificulta la colonización de las bacterias que provocan la caries, lo que unido a su dureza, garantiza una mayor durabilidad de los empastes.

Los efectos positivos del vidrio bioactivo se ven, especialmente, en la caries secundaria, es decir, la que aparece y se desarrolla en la parte interna del diente.

Sin embargo, aún tendremos que esperar para que este material llegue a nuestras clínicas habituales, ya que está en fase experimental.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>