El 25% de la población adulta sufre sensibilidad dental

hipersesibilidad-dental2

El aumento de la sensibilidad dental entre los pacientes más jóvenes ha despertado el interés de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia). Los cambios de hábitos alimenticios y el estrés son las principales causas de la aparición de sensibilidad en edades cada vez más tempranas.

Los expertos aseguran que uno de cada cuatro adultos españoles sufre sensibilidad dental. El consumo de bebidas y comidas ácidas, como refrescos, bebidas energéticas, vinagre, zumos de frutas o vinos… unido al aumento de la incidencia de la periodontitis (enfermedad de las encías) provocan que cada vez más pacientes acudan al odontólogo en busca de una solución para este problema.

La hipersensibilidad produce dolor o molestias (en distintos grados dependiendo del paciente) al contacto con bebidas o comidas frías o calientes, o bien, al simple contacto táctil. Los tratamientos con flúor en clínica y con pastas y colutorios específicos en casa suelen ser la solución. Los tratamientos periodontales o aquellas personas que se cepillan de forma agresiva suelen ser propensos a sufrir sensibilidad dental.

David Herrera, presidente de la SEPA, recomienda un protocolo específico para los pacientes afectados por hipersensibilidad, empezando por la realización de una historia clínica detallada en la que se anote el tipo de dolor, los dientes afectados, los estímulos que desencadenan el dolor, la presencia o no de enfermedades que puedan causar la sensibilidad y los hábitos de higiene dental y alimenticios. El bruxismo (apretar las mandíbulas o rechinar los dientes) provocado por el estrés  y los piercings también influyen de forma negativa en la sensibilidad dental.

La determinación de las causas es importante a la hora de diferenciar entre la sensibilidad puntual que puede aparecer después de un tratamiento periodontal, una limpieza profunda o la reparación de una caries y la hipersensibilidad aguda y crónica que requiere un tratamiento específico y continuado, así como un cambio de hábitos.

“Dentro de los tratamientos disponibles en el mercado, existen productos de uso en casa por parte del paciente, basados en bloquear la conducción nerviosa, como los colutorios con oxalato dipotásico, y los dentífricos con biocristales de silicato, fósforo, calcio, nitrato potásico (con concentración mínima del 5%), arginina, o con fluoruro estañoso y hexametafosfato de sodio, que son lo que ofrecen la mejor evidencia científica” comenta Herrera.

En cualquier caso, la mejor opción es visitar al especialista y que sea él quien recomiende un tratamiento adecuado para cada paciente.

La mayoría de las personas desconocen los hábitos nocivos y las causas de la hipersensibilidad dental. “Por eso los profesionales nos debemos mantener al día y actualizados en base a la evidencia científica. En este sentido, juega un papel importante la celebración de esta clase de encuentros en la que actualizamos conocimientos en base a los nuevos conocimientos científicos”.

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>