Como elegir un ortodoncista

ortodoncista

La elección del responsable de tu tratamiento de ortodoncia es una decisión importante, ya que hablamos de un tratamiento costoso y largo en el tiempo.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que se trata de un tratamiento para nuestra salud no solo una cuestión estética y, por tanto, hay que poner el acento en aspectos como formación, experiencia, tecnología y materiales de primera calidad.

Lo más recomendable es evitar las franquicias, cadenas o mutuas. El precio más ajustado es el gancho pero los mejores ortodoncistas no suelen trabajar en este tipo de clínicas.

  • Es un modelo de negocio y anteponen la rentabilidad.
  • Para poder abaratar el tratamiento compran el material en función de su precio y no de la calidad. Las compras, de hecho, son responsabilidad de un gerente y no del ortodoncista que las usa.
  • Tienen un gran volumen de pacientes por lo que el tiempo que dedican a tu caso es limitado.
  • Los ortodoncistas que trabajan en estas clínicas quieren coger experiencia para mejorar profesionalmente.

La formación y la experiencia son la mejor garantía. La regulación sobre la especialización de ortodoncia en España no es muy estricta, por lo que debe asegurarse que el profesional que elige tenga una formación adecuada (máster o estudios complementarios) y la experiencia suficiente para dar respuesta a sus problemas de oclusión o funcionalidad. La formación reduce el riesgo de equivocarse, no todos los odontólogos  son competentes para dejar en sus manos sus problemas de oclusión y/o funcionalidad.

Los ejemplos y testimonios de otros pacientes son la mejor garantía de que estás en buenas manos. Consulta la página web de la clínica, lee las opiniones de otros pacientes y los casos resueltos por el ortodoncista. Cuando estés en la primera visita, pide que te muestren casos similares al tuyo y que te expliquen con un lenguaje que puedas entender el proceso y el resultado.

Desconfía de los ortodoncistas que no ofrecen distintas técnicas. La ortodoncia es una ciencia compleja que requiere de distintas técnicas según sea el caso y el paciente. Brackets, invisible, Invisalign… se trata de saber cuál o cuales son las que ofrecen mayores garantías para tus necesidades, no de una moda.

Exige que en la primera visita te den un diagnóstico completo, con las pruebas necesarias; te ofrezcan alternativas de tratamiento; el tiempo estimado de duración del tratamiento y el coste. Pide todos los detalles que necesites y asegúrate de leer la letra pequeña para no encontrarte con sorpresas de última hora, especialmente en lo económico.

No pierdas de vista que un tratamiento de ortodoncia es prolongado y costoso, por lo que los precios excesivamente bajos ocultan rebajas en la calidad de los materiales y de los profesionales, o pruebas y partes del tratamiento excluidas del presupuesto.

Ante cualquier duda, pregunta y vuelve a preguntar.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>