El estrés, enemigo de nuestra boca

bruxismo_0

El estrés puede ocasionar un deterioro importante de nuestra salud bucodental. Cuando estamos sometidos a grandes niveles de estrés nuestro cuerpo reduce de forma ostensible la generación células inmunes, necesarias para combatir  las bacterias que se acumulan en la boca. Las bacterias son responsables de la aparición de la caries o de la enfermedad de las encías. El cuerpo genera células para combatirlas de forma natural lo que, junto a la higiene dental, permite mantener nuestra boca sana.

Los investigadores de la Universidad de Tuffs (EEUU) aseguran que el estrés está asociado tanto a la disminución en la producción de estas células, por lo que la inflamación aumenta y de ese modo el riesgo de sufrir caries y gingivitis.

El estrés laboral o familiar puede predisponernos a sufrir cierto tipo de patologías, entre ellas problemas digestivos, afecciones de la piel y o bruxismo, sin distinciones entre niños y adultos, y afecta de igual manera a los dos sexos.

El 20% de la población sufre bruxismo, en la mayoría de los casos asociado al estrés. Apretar los dientes mientras dormimos nos impide descansar correctamente, además de que a la larga ocasiona el desgaste de los dientes (incluyo la fractura) y dolor mandibular.

Controlar el estrés con deporte o técnicas de relajación es una buena manera de mantener en buen estado nuestra boca.

One comment to El estrés, enemigo de nuestra boca

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>