pulpotomia

El trabajo de concienciación sobre la necesidad de cuidar los dientes de leche de nuestros niños empieza a calar en los padres. No es extraño que el/la odontopediatra recomiende hacer una pulpotomía o una pulpectomía en uno o varios molares temporales. Los dos términos suenan parecido pero son distintos, lo que lleva a cierta confusión a los padres. En ambos casos, el objetivo es preservar la pieza temporal hasta que sea el momento del recambio natural. En el caso de que se adelante demasiado, la opción será un mantenedor de espacio para evitar que la pieza que está por nacer se quede sin hueco.

Una pulpotomía (con o) es como una gran reconstrucción. La caries en el diente de leche es profunda y ha llegado al nervio (pulpa). El/la odontopediatra recomienda limpiar el diente, incluso parte de la pulpa afectada por la caries, rellenar el hueco con un medicamento y reconstruir la pieza.

Una pulpectomía (con e) es ir un paso más, como una endodoncia en una pieza definitiva. La raíz del diente temporal está tan afectada que el/la odontopediatra decide quitarla, limpiar la zona y reconstruir. Eliminar la pulpa del deciduo no afectará al nuevo diente que tiene que ocupar su lugar, ya que cada pieza tiene su propia raíz.

¿Cuándo hacer una pulpotomía o una pulpectomía?

Estos tratamientos se hacen cuando la caries es tan grande que ha llegado a la pulpa (raíz) de la muela y siempre después de haber realizado una radiografía que nos permita ver hasta dónde llega el daño. Tanto uno como el otro tratamiento evita que el paciente sufra dolor o molestias

Aunque la terminología es un poco confusa, recuerde que el odontólogo (odontopediatra en este caso) es quien debe decidir qué tratamiento es el adecuado en cada caso. Consulte al especialista de confianza.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>