Aprovechamos el verano para cuidar la boca de los peques

familia_sonrisa_playa

Conseguir que los más pequeños de la casa entiendan la importancia de cuidar su boca es una tarea que requiere tiempo y constancia, de ahí que el verano sea el momento idóneo para reforzar los buenos hábitos.

Una maestra de primaria en Isla Cristina, paciente de Clínica Boccio, nos explicaba hace unos días que en la lista de tareas para el verano que da a sus alumnos de seis años está: vestirse y desvestirse solos, retirar el plato de la mesa, lavarse las manos antes de comer y lavarse los dientes después de cada comida. Una sencilla forma de que los pequeños entiendan la importancia de la higiene bucodental.

Ahora que hay se ha terminado el colegio es buen momento para comenzar un Plan de Seguimiento e Higiene Bucodental que ayuda a los niños a aprender a cepillarse los dientes de forma correcta. En Clínica Boccio, ofertamos este tipo de formación durante todo el año en nuestras instalaciones y además colaboramos con distintos campus de verano que aúnan actividades de entretenimiento con hábitos saludables.

Si prefiere asentar estos buenos hábitos en casa, le damos algunas recomendaciones.

  •  Antes de empezar es importante visitar al odontopediatra para descartar caries o infecciones en las encías. El especialista, además, de dar nociones de técnicas de cepillado le recomendará si es necesario hacer una higiene profunda o si precisa una aplicación de flúor.
  •  Compramos el material necesario que en este caso es un cepillo y pasta de dientes. El cepillo debe ser de dureza media y de un tamaño adecuado a la boca del niño. La pasta recomendable es la fluorada, que refuerza el esmalte de los pequeños, por lo demás, la que ellos prefieran.  Eso sí, es importante que entiendan que con poca cantidad es suficiente.
  • El calendario de cepillado (puede realizarlo con el niño o descargar éste) servirá de guía y estímulo para que se asienten los buenos hábitos de salud bucodental. Una manera sencilla de motivarles es premiarles cuando completen una semana cepillándose los dientes después de cada comida.
  •  Durante los primeros días es imprescindible que supervise el cepillado. Propóngale el juego de imitarle y procure cepillarse con calma y describiendo los pasos:

a.- Cepillar de derecha a izquierda todos los dientes, sin saltarse ninguno, primero por fuera, después por dentro y por último en la zona de contacto entre las piezas. Podemos empezar por la arcada inferior y después la superior. Este proceso debe durar unos 3 minutos.

b.- El cepillo debe estar un poco inclinado, para que las cerdas toquen la encía y no se acumule allí la suciedad.

c.- El cepillado debe ser suave y repetitivo, la fuerza sólo hará que les sangren las encías o les duela la boca

d.- El último paso, pero imprescindible, es enjuagar bien la boca y el cepillo antes de guardarlo.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>