Llegó la hora de los helados

helado_sorbete_limon

Ya tenemos encima el buen tiempo y las costumbres relajadas, tanto en la alimentación como en el descanso y – ¡cómo no! – el cuidado bucodental.

El calor nos invita a estar en la calle más tiempo y a consumir bebidas o comidas más frescas para combatir las altas temperaturas. Los reyes del verano son, sin lugar a dudas, los helados, pero los sorbetes y los granizados también aumentan su consumo en estas fechas.

Consumir alimentos o bebidas a muy baja temperatura puede provocarnos sensibilidad dental. Si notas algún síntoma, revisa tu boca. Una boca sana, sin caries, gingivitis o problemas de esmalte no tiene por qué sufrir dolor al ingerir estos productos. Si aún así, sientes dolor al tomar alimentos muy fríos será recomendable que un profesional te recomiende un tratamiento contra la sensibilidad.

Los helados, sorbetes y granizados tienen un alto contenido en azúcar, el enemigo natural de nuestros dientes. Y si son de fruta, además, contienen ácido que puede producir un daño irreparable en nuestro esmalte si los dejamos actuar por tiempo indefinido. Por este motivo es importante extremar la higiene tras la ingesta de estos alimentos o bebidas y reforzar los buenos hábitos entre los más pequeños, consumidores habituales de estos productos.

Aprovecha el buen tiempo para recargar pilas, disfrutar de la playa y sacar el máximo partido a tu tiempo libre, pero no olvides que la salud de tus dientes hay que cuidarla sea cual sea la época del año.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>