Ortodoncia estética, sí… pero en un ortodoncista

limgual

La ortodoncia invisible se ha puesto de moda. Una tecnología que aplicada a la ortodoncia permite corregir problemas de encaje dental o de maloclusión sin necesidad de recurrir a los brackets y sin renunciar a los buenos resultados.

Invisalign  permite a los pacientes una mayor comodidad durante el tratamiento, ya que se trata de unas fundas plásticas hechas a medida y removibles, que se quitan a la hora de comer y facilitan la higiene dental.

Sin embargo, la característica más atractiva de la ortodoncia invisible es que no se ve. Las fundas transparentes acaban con  la reticencia de muchos adultos a someterse a un tratamiento de ortodoncia. Les evitan la situación de llevar  la boca llena de alambres como un adolescente.

La popularidad de la ortodoncia invisible hace que las diferencias de precio entre el sistema más tradicional (brackets) y el novedoso se estén acortando a pasos agigantados. Sin embargo, la falsa idea de que es simplemente un tratamiento estético hace que algunas personas confíen en clínicas cuyos profesionales no están cualificados para supervisar un tratamiento de ortodoncia.

Un ortodoncista tendrá los conocimientos necesarios para resolver sus dudas y dar alternativas para solucionar su caso. Su formación y experiencia le permiten comparar su caso con los de otros pacientes que ya han pasado por su consulta. Sus conocimientos, además, son imprescindibles para ayudarle a decidir si la ortodoncia invisible es una opción recomendable para usted.

Elija bien al profesional que requiere su caso, es la mejor garantía.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>