¿Es necesario empastar los dientes de leche?

caries dientes de leche

Los dientes de leche cumplen funciones muy  importantes en el desarrollo de los niños/as.

La primera es evidente, ayudan a masticar los alimentos durante los primeros años de vida, pero además cumplen otra importante función, sirven para guiar la salida de los definitivos. Algunos padres deciden extraer sin más los dientes de leche para ahorrarse empastarlos, pero en muchas ocasiones no es la decisión más acertada ya que los dientes de leche guardan el espacio para que puedan salir los definitivos. Si se caen o extraen antes de tiempo pueden cerrarse los huecos y provocar que los nuevos salgan torcidos o no puedan salir, por lo que el niño necesitaría un tratamiento de ortodoncia para llevarlos a su lugar.

Además de intentar evitar la pérdida de espacio, es importante empastar los dientes de leche para que las bacterias que están causando la caries no avancen hacia el interior del diente y alcancen el nervio del diente o pulpa dental, causando dolor al niño o bien originando una infección mayor cómo un flemón, que si no tratamos  puede afectar al diente definitivo que se está formando justo debajo del de leche.

Lo ideal es consultar a un odontopediatra (dentista especialista en niños) que orientará sobre cuál será el mejor tratamiento dependiendo de la gravedad de la caries y de la edad del niño , empastar el diente de leche, curar el nervio y colocar una corona pediátrica  o extraerlo y colocar o no un mantenedor de espacio.

¿Puede prevenirse la caries?

Las golosinas, dulces y bebidas azucaradas son los alimentos preferidos por los niños, estos alimentos deben tomarse con moderación.

Además es importante que  los niños aprendan la importancia del cepillado y sepan cepillarse correctamente  al menos tres veces al día

Incluso con una buena higiene dental hay niños propensos a sufrir caries por la calidad de su saliva, factores genéticos o problemas en el esmalte dental. En las consultas del odontopediatra se pueden realizar fluorizaciones, es decir, la aplicación de baños de flúor en alta concentración durante unos minutos sobre los dientes. El flúor actúa como un escudo contra el ácido que provocan las bacterias e impiden que llegue al interior del diente y aparezcan las caries.

Una limpieza en profundidad y el sellado de posibles fisuras en las muelas sirven también para evitar que la caries haga peligrar las piezas.

 

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>