Cuidados en la boca antes y después de un tratamiento de radio o quimioterapia

imagesY9NT71NQ

Los tratamientos de quimio o/y radioterapia ralentizan la regeneración de las células y, por lo tanto, afectan al revestimiento de la boca y a la producción de saliva. Sin la protección natural que tiene la boca, estos tratamientos médicos tan agresivo pueden dar lugar a la aparición de llagas, infecciones bucales o caries.

El estado de ánimo es un factor importante en este tipo de tratamientos largos y debilitadores, por eso no hay que obviar el cuidado de la boca. Una boca bonita ayuda a sentirse mejor.

 

¿Podemos prevenir?

Se aconseja a los pacientes llevar un régimen alimenticio equilibrado, que ayude a su cuerpo a tolerar los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer y a reconstruir el tejido dañado por la medicación.

Es imprescindible mantener una excelente higiene bucal, para evitar la aparición de llagas e infecciones en las encías.

Y además poner en conocimiento de su dentista que va a someterse a este tipo de tratamiento. El especialista dará los consejos personalizados y sabrá qué hacer en cada caso.

¿Qué patologías suelen aparecer?

La malnutrición y deshidratación son comunes a estos enfermos, así como la sequedad bucal. El dolor dificulta la ingestión de alimentos y bebida, por lo que deberemos estar atentos a estas patologías.

Las infecciones en las mucosas, en las encías o las caries pueden afectar a otros órganos si pasan a la sangre.

Qué hacer cuando aparecen los problemas

Mantener la boca y los labios húmedos y enjuagarse la boca cada dos horas con agua y sal permitirá solucionar la sequedad bucal y ayudará a sanar llagas y pequeñas heridas.

Un cepillo de cerdas suaves, un sustitutivo salival y un hidratante de labial serán buenos compañeros en esta etapa del tratamiento oncológico.

Si los síntomas persisten, a pesar de nuestros cuidados, lo recomendable es pedir cita al especialista que recomendará medicación o enjuagues dependiendo de cada caso.

 

¿Qué debemos evitar?

Cuando nos sometemos a un tratamiento de radio o quimioterapia debemos evitar exactamente los mismos alimentos que cuando estamos sanos, aunque, eso sí, la prevención debe ser más concienzuda.

El tabaco, las bebidas alcohólicas o alimentos ácidos o los enjuagues bucales con alcohol deben desaparecer de tu dieta. Añadiremos a la lista de “alimentos prohibidos” aquellos muy calientes, condimentados o de textura dura o áspera.

Ante cualquier duda, lo mejor es acudir a un especialista que nos oriente.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>