Mi niño tiene caries y no come chuches

azucar

 

En muchas ocasiones, los padres se sienten alarmados al ver que a pesar de que sus hijos no comen muchas golosinas, cada vez que van al dentista les encuentran alguna caries. No sólo en los dientes de leche, sino también en los primeros dientes definitivos.

 

Los dientes de leche tienen un esmalte poco mineralizado y mucho más débil que el esmalte de un diente adulto.

 

Los niños suelen tomar alimentos con un elevado contenido en azúcares refinados como galletas, dulces, zumos, helados o batidos. Si tras la ingesta de estos alimentos no se cepillan correctamente, aumenta considerablemente el riesgo de caries. En el caso de los más pequeños, el problema es mayor porque necesitan la ayuda de los papás para cepillarse correctamente.

 

La creencia popular de que los dientes de leche no son de gran utilidad, es un craso error. Estos dientes cumplen una función muy importante y debemos cuidarlos igual que cuidamos los definitivos.

La pérdida prematura de la dentición de leche puede ser origen de problemas importantes como:

 

  • Dientes retenidos o impactados.
  • Retrasos en la erupción de los dientes definitivos.
  • Falta de desarrollo del hueso de la zona en la que faltan los dientes.

 

Eliminar totalmente este tipo de alimentos azucarados de la dieta de los niños es poco realista, pero si es posible reducirlos y vigilar la higiene después de que los tomen. Preste especial atención a zumos, bollería industrial o los endulzantes. Los zumos en tetrabrik y bebidos con pajita tienen un peligro añadido porque mantener mucho rato las bebidas azucaradas en la boca aumenta el riesgo de padecer caries. Endulzar el chupete con miel o azúcar no tiene ningún beneficio para el bebé. El pan de molde y la bollería industrial tienen un exceso de azúcar y suelen ser pegajosos, por lo que limpiar los dientes es más complicado. Los cereales en el desayuno y la miel tampoco son dos elecciones que favorezca la salud bucodental.

 

Recuerde, el primer paso para la salud de la boca de su hijo, es la prevención. Ante cualquier duda, visite al odontólogo. En Clínica Boccio, por ejemplo, ofrecemos un Plan de Seguimiento e Higiene para los más pequeños de la casa en el que les enseñamos a cepillarse correctamente, así como algunos trucos para convertir la tarea del cepillado en un hábito menos pesado.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>