Dientes de leche, fuentes de vida

slide-1-728

Los últimos estudios sobre células madre realizados por Wake Forest Institute han demostrado la validez de los dientes de leche para la extracción y conservación de estas células imprescindibles en la curación de enfermedades importantes.
Parkinson, Alzheimer, diabetes, lesiones hepáticas, lesiones de médula espinal, esclerosis múltiple y enfermedades crónico degenerativas, artritis y lesiones en las articulaciones, algunos tipos de cáncer, lesiones en los huesos, infartos y otras enfermedades cardíacas, piel nueva en quemaduras graves o córneas son algunas de las aplicaciones en las que el uso de células madre ha tenido buenos resultados.
En odontología, la reconstrucción de dientes y de tejido periodontal ha avanzado mucho gracias a la investigación con células madres.
La conservación de estas células provenientes de los dientes ha permitido descubrir que son las idóneas para curar diabetes de tipo 1, ya que son capaces de ayudar a las céludas pancreáticas a generar insulina.
Las fuentes de células madres son los embriones congelados, la médula ósea, el tejido adiposo, la sangre de cordón umbilical y la pulpa de los dientes. Las dos más populares son las que provienen del cordón umbilical o los dientes de leche, ya que las otras fuentes despiertan algunas reticencias éticas.
La singularidad de las células de los dientes es que tienen una mayor capacidad de autoclonarse, es decir, copiarse a sí mismas, por lo que en un plazo de unos 4 o 5 años serán imprencisdibles en la cura de enfermedades que ahora no la tienen.
imagesww
En la actualidad ya existen empresas que se dedican al almacenamiento y la conservación de las células madres dentales e incluso ya han sido utilizadas para la generación de tejidos y su posterior aplicación en tratamientos médicos.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>