Importancia y uso de los mantenedores dentales en niños

dientes de leche en adultos

 

Los mantenedores dentales son prótesis acrílicas o metálicas que se utilizan para dejar libre el espacio que tiene que ocupar una pieza definitiva, cuando los dientes de leche caen antes de tiempo o tienen que ser extraídos por caries.

Lejos de la creencia popular, los dientes de leche son muy importantes en el desarrollo de la dentadura definitiva, del hueso y de los músculos de la mandíbula del niño. Si los dientes de leche se caen en el momento adecuado  dejarán espacio  para que erupcionen los definitivos. Si no es así, el niño puede necesitar mantenedores de espacio, aunque no necesariamente. Por ello, lo mejor es consultar a su odontopediatra, puesto que una medida tan simple como un mantenedor de espacio puede evitar o simplificar un futuro tratamiento de ortodoncia.

Los mantenedores no siempre son necesarios ni son todos iguales. El especialista recomendará el más adecuado para el niño y se lo hará a medida: removible o fijo.

Los removibles son parecidos a los aparatos de ortodoncia y pueden llevar un diente artificial en el hueco que ocuparía el diente nuevo. Los fijos pueden ser unilaterales, de corona y asa, arco distal y linguales.

Los unilaterales se agarran a la zona externa del diente y es el asa el que mantiene el espacio. La corona, en cambio, se coloca sobre el diente más próximo y es también el asa el que mantiene el hueco del diente que falta.

El más complicado de colocar es el arco distal, una pequeña pieza de metal que se coloca en la encía donde debe salir una muela definitiva. El odontopediatra deberá supervisar periódicamente cómo está saliendo la muela.

Finalmente el lingual suele usarse cuando falta más de un diente. Va conectado a las muelas y la parte interna de los dientes inferiores.

En casos extremos, el niño puede necesitar una dentadura parcial porque falten varias piezas debido a una enfermedad congénita.

 

Consejos en el uso de un retenedor de espacio

Al niño le costará unos días acostumbrarse a llevar el mantenedor. Tenga paciencia y si es necesario, dele algún analgésico para las molestias. Es importante mejorar los hábitos de higiene bucal. El doctor explicará como mantener limpio el mantenedor tanto si es fijo como removible.

En el caso de los fijos, es recomendable evitar o reducir al mínimo la ingesta de alimentos muy dulces (golosinas) y pegajosos como caramelos masticables o chicles, ya que pueden dejar restos en el mantenedor.

No olvide que una vez colocado el mantenedor, es muy aconsejable la visita periódica al especialista para supervisar la erupción de las piezas definitivas.

 

2 comments to Importancia y uso de los mantenedores dentales en niños

  • ¿Es necesario empastar los dientes de leche?  says:

    […] empastarlos, pero en muchas ocasiones no es la decisión más acertada ya que los dientes de leche guardan el espacio para que puedan salir los definitivos. Si se caen o extraen antes de tiempo pueden cerrarse los […]

  • Claves del recambio dentario  says:

    […] caigan antes de que el definitivo esté listo para salir, por lo que sería necesario colocar un mantenedor de espacio para evitar problemas de maloclusión en el […]

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>