¿Sabías que se pueden trasplantar las encías?

injerto encias

La retracción de las encías está vinculada a factores como la forma de los huesos alveolares, la mala posición de los dientes, las encías finas o la edad, y a otros factores que la desencadenan, como el cepillado traumático, el bruxismo, la ortodoncia mal practicada, las coronas y los empastes mal adaptados.

La gingivitis y la periodontitis son factores desencadenantes. Sin embargo, cuando la pérdida ósea es muy importante no se recomienda el trasplante de encías ya que el tejido nuevo no tienen suficiente base ósea en la que asentarse.

Se trata de quitar un sector de la encía del paladar y cubrir con él la parte de la raíz que ha quedado descubierta con la retracción.

El primer paso es prepara la zona en la que se va a hacer el injerto. El doctor supervisa que los hábitos de higiene sean los adecuados y advierte que el tabaquismo puede hacer fracasar la operación. Si el consumo es entre cinco y diez cigarrillos al día, el doctor recomendará dejar de fumar al menos durante dos semanas antes de la intervención y hasta que cicatrice la herida. Habrá que poner especial atención en pacientes diabético, con problemas de hipertensión o enfermedades que dificulten la cicatrización.

Una vez realizada la operación, el periodoncista te recomendará poner hielo en la zona para bajar la inflamación y algún analgésico para el dolor. Además, te advertirá de que no mastiques por esa zona de la boca ni te cepilles los dientes durante la primera semana, así como es mejor evitar alimentos duros o demasiado calientes. En caso de sangrado, lo mejor es apretar con una gasa estéril hasta cortar la hemorragia.  Los enjuagues nos ayudarán a mantener a raya la placa y el sarro, durante estos días que no nos lavamos los dientes bien.

El éxito de la operación depende de seguir las recomendaciones del doctor y de la profundidad de la retracción. En la actualidad es posible corregir hasta un 70% de la retracción, aunque es variable según cada casi y cada paciente.

Los resultados de un injerto pueden apreciarse a partir de la segunda semana si está bien integrado, aunque la encía sigue mejorando durante casi un año después de la intervención.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>