Ventajas de un presupuesto cerrado

En la Clínica Boccio no te llevarás ninguna sorpresa desagradable.

Te daremos un presupuesto cerrado antes de iniciar el tratamiento, con lo cual, desde un primer momento podrás conocer la relación precio-servicio que se te va a prestar.

Sabrás exactamente qué incluye y qué no incluye el pago al que te comprometes y el momento en el que habrás terminado de pagar.

El presupuesto incluye siempre el estudio, radiografías y modelos iniciales, todas las visitas, aparatos, radiografías, fotos, escáner necesarios durante el tratamiento, 3 higienes y los retenedores finales. Es decir todo, sólo queda fuera la intervención de otros profesionales que pueda ser necesaria para arreglar una caries, por ejemplo.

Además, contamos con diferentes formas de pago, y como desde un primer instante vas a conocer el importe total, podrás escoger la opción que mejor se adapte a ti.
Clínica Boccio lleva veinte años dando presupuestos cerrados para sus tratamientos porque considera que es lo mas claro y seguro para el paciente y para la relación de este con la clínica.

Este sistema evita los malentendidos y aunque pueda parecer más caro en un principio, al final resulta más barato que otros presupuestos abiertos en los que la suma de todo lo abonado es superior cuando termina el tratamiento, aunque en un principio pareciera más económico.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>