La diabetes no te impide conseguir la sonrisa de tus sueños

diabetes

La diabetes es una enfermedad que afecta a un porcentaje importante de la población y que, no controlada, puede tener consecuencias graves en la salud general y en la bucal en particular.
La sequedad bucal o una cicatrización más lentas son dos secuelas que sufren muchos enfermos de diabetes, incluso si siguen unas pautas de vida regladas y una medicación adecuada. El alto nivel de azúcar en sangre por el mal funcionamiento del órgano segregador de insulina también puedo ocasionar la aparición frecuente de caries y que éstas sean más agresivas que en una personal no diabética. Del mismo modo que es frecuente la aparición de gindivitis, inflamación o infecciones en las encías.
Por estas especiales circunstancias, las personas diabéticas que deseen someterse a un tratamiento de ortodoncia tendrán que tener unas precauciones extra. Y los profesionales que les atiendan tampoco podrán perder de vista que se trata de pacientes especiales.
La primera recomendación es tener especial cuidado a la hora de cepillarse los dientes y consultar a un especialista si sangra la encía, persiste el mal aliento o se comprueba que las piezas se mueven. Una vez comprobado que el estado general de la boca es bueno, no existe ningún impedimento para que la persona diabética mejore su sonrisa.
Si bien es recomendable que el tratamiento se inicie con la autorización del endocrino y que el ortodoncista supervise cuál de los métodos es menos agresivo a la hora de mover los dientes. Una valoración radiográfica periódica y un control asiduo de la placa bacteriana serán imprescindibles para que el tratamiento llegue a buen puerto.
Si eres diabético/a o tienes un hijo/a con esta enfermedad y no quieres renunciar al sueño de una sonrisa bonita, pide cita en Clínica Boccio y te informaremos. ¡Es gratis!

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>