Tú estás de vacaciones, pero tus dientes siguen trabajando

412_79215_3692639_163844

Llega el calor, el verano asoma la cabeza y todos pensamos más en la playa, el ocio y las vacaciones. Adoptamos reglas de vida más relajadas en cuanto al sueño, el descanso y la ingesta de alimentos y bebida. Pero ¡cuidado!, nuestra boca y nuestros dientes siguen teniendo el mismo trabajo, por lo que no podemos descuidarlos.
Aquí algunos consejos…

1.- Lleva un kit de limpieza siempre a la mano. Son fáciles de encontrar, pequeños y se ajustan incluso a la normativa de seguridad aérea. Junto al protector solar, compra un kit de higiene dental y llévalo contigo a la playa, al campo o a cualquier viaje. ¡No te arrepentirás!
2.- Uno de los peligros del verano es la deshidratación. El primer síntoma es la sequedad bucal, que además provoca que la saliva pierda parte de sus propiedades lubrificantes necesarias a la hora de masticar e ingerir alimentos. Es importante consumir agua suficiente, así como frutas y verduras. E igualmente importante es controlar el consumo de bebidas con alto contenido en azúcar y alcohol, que aumentan los niveles de ácido en la boca y pueden dañar tus dientes.
3.- Las altas temperaturas son idóneas para la proliferación de bacterias, responsables de las aftas (llagas) o boqueras, caries, gingivitis. Disfruta del verano pero no olvides mantener tu boca limpia y recurrir al especialista si ves aparecer algún problema.
4.- Al final del verano pide cita al especialista y hazte un chequeo. Prevenir es salud.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>