Otras razones para llevar a tu hijo al especialista

Una revisión ortodoncista temprana puede evitar problemas en la adolescencia

Una revisión ortodoncista temprana puede evitar problemas en la adolescencia

Una vez que estamos seguros de que los dientes definitivos de nuestros hijos han salido correctamente, debemos comprobar que las mandíbulas crecen de forma proporcionada. ¿Quién no ha visto a niños con dientes apiñados o con dificultades para masticar bien porque sus dientes no encajan? La revisión ortodóncica temprana de la boca del niño, le evitará más de un dolor de cabeza en la adolescencia.

Un defecto común entre los niños menores de 11 años es lo que los especialistas llamamos problema transversal. Consiste en que la mandíbula superior no encaja bien con la inferior. Como si se tratara de una tapadera, la mandíbula superior debe ser un poco más ancha que la inferior para facilitar el masticado. Si eso no ocurre, debe recibir atención temprana de su ortodoncista para evitar que algunas piezas dentales salgan defectuosas y para que el niño no tenga problemas en la articulación cuando sea mayor. Un tratamiento sencillo y corto permite el crecimiento facial normal y favorece que se realice correctamente el recambio dentario.
Otro problema que puede detectarse y corregirse en edades tempranas es el sagital. ¿Le suena la expresión dientes de conejo? Para evitar que sus hijos los tengan es necesario detectarlo y corregirlo en edad temprana. Recuerden que no es posible modificar los huesos cuando se es adulto si no es con cirugía.
La falta de espacio para los dientes permanentes es muy frecuente y genera apiñamiento, el tercer problema más común y fácil de corregir con una revisión temprana. El apiñamiento del niño suele agravarse con la edad porque existe siempre una presión anterior de los molares. A los 12 años salen unos molares muy grandes y posteriormente (18-20 años) las muelas de juicio, ambas empujan y agravan los problemas de espacio.
Un diente rotado, inclinado o fuera de su sitio no encaja bien con la arcada contraria. El encaje correcto es necesario para una buena salud oral. Otro problema del apiñamiento es que dificulta la higiene dental, creando recovecos donde el cepillo no puede entrar y donde se acumula la placa bacteriana.
Y un último consejo: la correcta higiene bucal sirve para prevenir muchos problemas en los dientes. Recuerde cepillarse bien los dientes durante al menos 3 minutos y después de cada comida. Y visitar periódicamente a tu especialista.
Doctor Fernando Boccio

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>